Luego de haber estado presente en todas las audiencias que integraron el juicio de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, J. Jesús Esquivel, autor del libro El Juicio, crónica de la caída del Chapo, asegura que tras la sentencia y condena del narcotraficante mexicano la situación de inseguridad, violencia y crímenes no cambiaron en absoluto.

“Se trata de desmitificar al problema del narcotráfico y a esa hipocresía de Estados Unidos que nunca habla de su demanda de consumo de drogas. Está claro: empezó el juicio, se terminó, sentenciaron al Chapo ¿y se acabó el narcotráfico?, no, sigue igual”, afirma.

Desde su perspectiva, más que una medida para erradicar el problema en sí, la detención, extradición y sentencia del capo forman parte de un show mediático del que, lamentablemente, todos los medios de comunicación, tanto nacionales como internacionales, han sido partícipes.

“El haber llegado a Brooklyn y ver la manera tan exagerada en cómo el gobierno de EU desplegó la seguridad alrededor de la Corte, de inmediato yo percibí que lo que querían era demostrarle al mundo y a México que ellos sí iban a castigar, con todo el peso de la ley, a un criminal; sabíamos que era una faramalla”, añade.

Por otra parte, respecto a las sensaciones y experiencias que le deja el haber sido testigo del llamado ‘Juicio del Siglo’, Esquivel detalla que el asunto se magnifica en México por la presencia del fenómeno de la narcocultura, contrario a lo que ocurrió en Estados Unidos, en donde sólo era un juicio, con un acusado y un asunto por resolver.

“Los estadounidenses, a diferencia de los mexicanos, no estaban pendientes del Chapo; en los medios, particularmente en la televisión, pasaron una nota del día que lo llevaron, del día que inició el juicio y del día que lo sentenciaron… y breves, porque allá no hacen tantas apologías a los criminales como las hacemos nosotros”, señala contundente.

Guzmán Loera fue sentenciado a pasar el resto de sus días en la Alcatraz de las Rocallosas por trasiego de drogas; sin embargo, desde la perspectiva del autor, la condena del capo sólo es parte de una “faramalla”

Concluyó argumentando que “tras el proceso me quedo con eso, que nada va a cambiar con la sentencia y muerte del Chapo; siguen los muertos en este país y en Estados Unidos se sigue consumiendo demasiada droga”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s