Por María de los Ángeles Nivón

Ahora sí, agárrense las y los vendedores “independientes” por catálogo. ¡No se midieron Arturo Herrera!

Hasta contra los “ahorritos” de mexicanos les van a grabar impuestos…¡Es el colmo!

El Paquete Fiscal 2020 presentado por el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera con el pretexto de lograr una mayor recaudación fiscal, desata una persecución tributaria principalmente contra quienes ofertan zapatos, cosméticos, ropa por catálogo, perfumes, etc, mientras que los grandes evasores fiscales del país encubiertos con la máscara de fundaciones “altruistas”, esos ni los tocan.

Por ejemplo Fundación Azteca, Televisa, Mariana Trinitaria, Coppel, Walmart, Soriana, Chedrahui, entre muchos otros grandes consorcios empresariales que tienen sus fundaciones es a los que más les condonan impuestos, ¿por qué esa figura no la incluyeron en el Paquete Fiscal?

¿Ustedes creen que con esta medida contra los más pobres habrá un mayor crecimiento económico?..¡Habrá más pobreza!

Van sobre la retención de impuestos a plataformas digitales Uber, Rappi y Airbnb, están en la mira de la recaudación fiscal para el siguiente año,así como arrendadoras de casa habitación, outsourcing y vendedores de productos por catálogo, la cual afectará el bolsillo de millones de mexicanos que se dedican a esta actividad. Y también pretenden que quienes tengan “ahorritos” en el banco paguen impuestos.

La propuesta tributaria del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador dará más “dientes” al SAT para recaudar dinero, pero afectando el bolsillo de millones de mexicanos pobres, porque los grandes evasores fiscales, esos se quedan igual, son intocables.

Claro que todos los que se dedican a algún tipo de negocio en línea o hasta los ambulantes, deben pagar sus respectivos impuestos, por supuesto, sin embargo, la nueva propuesta hacendaria se torna injusta, agresiva, y ha generado una mayor incertidumbre financiera hasta en los inversionistas.

¿Terrorismo fiscal?…¡No!, dice Hacienda que es un “esquema simplificado de retención” en lo referente a las ventas por catálogo, para determinar el Impuesto sobre la Renta a pagar sobre la diferencia entre el precio sugerido y el precio de compra, que manejan las empresas proveedoras de los productos a los vendedores independientes.

Son millones de personas que se dedican a la venta por catálogo, la mayoría para complementar sus ingresos financieros familiares, pero sería conveniente que les otorgaran un esquema tributario acorde a su economía, no pueden generalizar, van a desatar una cacería fiscal.

El argumento de Hacienda es que “con esa facilidad se contribuye a fomentar la formalidad y a dotar de certidumbre tributaria a los vendedores independientes, los cuales, ante la falta de un esquema acorde a sus necesidades se ven obligados a tributar en el régimen general de personas físicas con actividad empresarial”.

El esquema propuesto será obligatorio para todas las empresas que realizan ventas por catálogo, sí así lo determinan las y los diputados federales, así como los senadores cuya propuesta está en su cancha para analizarla, modificarla o aprobarla y tienen hasta el 31 de octubre para votarla.

Imagínense, a las personas de los pueblos en Oaxaca que venden Avón, Jafra o cualquier otra marca, por lo regular son amas de casa, que realizan esas ventas para ayudar la economía del hogar y es a ellas a quienes dichas empresas harán esta carga fiscal, eso no ayuda a su endeble economía, al contrario se va a traducir en más pobreza, ya lo verán.

Según Hacienda “se mantiene el compromiso de no incrementar los impuestos existentes, ni crear nuevos impuestos”. ¿Ustedes creen que así será?

El paquete también incluye:

– Medidas que cierran espacios para la evasión y que están orientadas a disuadir a las personas de cometer defraudación fiscal.

– Para los evasores aumentará la probabilidad de que los detecte el fisco y aumentarán las penas que recibirán una vez detectados.

– Adicionalmente, se proponen medidas que modernizan el marco tributario y lo adecuan a una realidad que ha cambiado profundamente por el rápido avance tecnológico de las últimas décadas.

Con estos propósitos, es claro que los esquemas tributarios implementados en torno a la fiscalización digital y la definición de actos simulados serán reforzados, lo cual exige a los particulares definir acciones eficaces para la detección de riesgos fiscales que afecten su patrimonio.

La cultura de cumplimiento de sus obligaciones fiscales, sumado a la cultura de defensa de los derechos de los contribuyentes, deben ser los dos ejes fundamentales en el desarrollo de las operaciones de negocios en México, pero esto no es así.

¿De qué hablamos entonces?

INCERTIDUMBRE DE LOS INVERSIONISTAS ANTE PAQUETE ECONÓMICO

Chequen lo que afirma Reginaldo Esquer Félix, Presidente de la Comisión Nacional Fiscal de Coparmex, a quienes les preocupa que, hasta el momento, no tienen claro en qué condiciones vendrá este compromiso de brindar certeza a los inversionistas. ¿Por qué decimos esto?, porque lo que escuchamos son contrastes.

Desde una perspectiva general, el especialista asegura que el discurso presidencial se contrapone a las voces que, desde la Cámara de Diputados –responsables de recibir y evaluar esta iniciativa cada año– muestran una preocupación evidente por la falta de recursos, particularmente para atender las necesidades de las entidades federativas.

“Percibimos que hay una tendencia desde el Legislativo de tratar de generar impuestos que beneficien a los estados, debido a que una buena parte de ellos están quebrados o sumamente endeudados”.

“Por otro lado vemos en la presidencia discursos relacionados a que no habrá más impuestos; de que no se van a incrementar en ‘términos reales’. Y con esto se refieren a que los incrementos que pudiera haber, no serán mayores a la inflación”, apunta.

Para Esquer Félix, el punto medular que detona las especulaciones en torno al Paquete Económico 2020 se encuentra en la posibilidad de ver impuestos especiales, tales como la tenencia, en materia ambiental u otras áreas.

“Lo que percibimos es una dualidad, que hasta no ver el documento final, no nos quedará claro cuál de estas dos corrientes de opinión ganó. Si la que dice que no va a haber nuevos impuestos, que es en la que el presidente ha venido insistiendo, o por el otro lado la de los diputados, que han buscado nuevas fórmulas para llevar más dinero a las entidades federativas” (Con información de Reporte Índigo).

Efectivamente, no hay dinero en los estados, hay falta de medicinas, no hay inversión, Hacienda no libera los recursos de diversos programas federales para las entidades federativas, entre ellos para seguridad, educación, salud, los gobernadores están a la espera de ese dinero para mover la economía de sus estados, hay una preocupación real por esta situación que afecta a todos.

Por eso es interesante lo que afirma Reynaldo Esquer Félix de Coparmex, de que hay una contradicción entre lo que dice López Obrador de que ya no habrán más impuestos y lo que señalan las y los legisladores federales de aprobar mayores impuestos a los estados para dotarlos de recursos.

El panorama fiscal y económico se torna sumamente complicado, aunado a que en San Lázaro en la bancada de Morena no están preparados para analizar temas financieros, votan lo que AMLO les ordena, sin análisis, la mayoría de sus legisladores son improvisados y eso le ha costado muchísimo a México en apenas un año de Gobierno.

¡Qué lamentable!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s